En las empresas pasa con frecuencia que los inversores buscan salirse del negocio. En algunos casos porque no les parece rentable y en otros porque se quieren dedicar a otra actividad, a este proceso de retiro se le conoce como estrategia de salida.

Para llevar adelante esta acción, necesitas de un plan para desligarte de tu empresa de una manera que obtengas suficientes ganancias como para no querer trabajar más si no quieres.

La estrategia de salida es importante presentarla a los inversores porque les permite saber bajo qué condiciones van a abandonar el negocio y cómo queda el dinero que invirtieron en él.

La mejor estrategia de salida es aquella que se ajusta a tus necesidades y lo que buscas. Sin embargo, debes hacerte ciertas preguntas como: ¿Cómo saco mi dinero? Y ¿Cuánto voy a obtener si me voy? Si ya respondiste a estas interrogantes, tendrás mucho más sencillo el camino para irte.

Principales riesgos de aplicar una estrategia de salida a una empresa

Desde el momento en que usted o la junta directiva de la empresa o emprendimiento deciden que pondrán en venta el negocio, es necesario conocer todos los riesgos que deberá acarrear en el proceso de salida para evitar inconvenientes a futuro.

Algunas opciones de estrategia de salida para retirarte del mercado pueden ser la liquidación de los activos del emprendimiento, vender las acciones que tengas a un familiar o conocido, dar el negocio a otra empresa o, simplemente, entregarla a los empleados a través de venta de acciones.

Sea cual sea la estrategia de retiro que decidas, debes tomar en cuenta cuáles son los pro y los contras de aplicarla pues no en todos los casos las cosas salen como se espera y un mal paso podría llevarte a una situación irreparable.

Las estrategias de salida pueden ser ventajosas en momentos de cambios o dificultades. Sin embargo, la empresa o emprendimiento debe ser lo suficientemente buena y rentable para que otro esté interesado en su adquisición pues, de lo contrario, nadie querrá tenerla

Además, quien se interese en tu activo debe estar seguro de que se puede reformar para que funcione y no está en quiebra o pérdida total, pues su inversión será mucho más grande y no se sabe si el retorno de la inversión será lento o rápido.

Las estrategias de salida como puedes ver son un riesgo que cualquier emprendedor o inversionista debe asumir. Un negocio sin esta herramienta, es simplemente un callejón sin salida.

¿Cómo elaborar estrategias de salida para una empresa?

Ten en cuenta que no hay estrategia buena ni mala, si no solo eso, estrategias. La estrategia de salida que uses será la que mejor se adapte a tu emprendimiento y sus condiciones.

Desde vender la empresa a un familiar hasta colocarla en oferta pública son algunas de las opciones por las que puedes pasear tu estrategia de salida. Sin embargo, guarda tus libros de contabilidad y tus estados de cuenta para mostrarlos como prueba a tu comprador del estado en el que dejas el emprendimiento.

Todos estos detalles le ayudarán a crear una excelente estrategia de salida para su negocio. La última opción la tienes tú.

Ejemplo de estrategia de salida de una empresa

Si ya tomaste la decisión de dejar atrás tu empresa o venderla para crear algo nuevo, entonces llegó la hora de llevar a cabo el proceso de transición. Para lograrlo, debes tener en cuenta lo siguiente.

Valora tu empresa

Lo principal al momento de de vender o traspasar un negocio es saber cuánto vale y qué obligaciones fiscales debe cumplir. Para lograr este paso, es importante contar con la presencia de un contador o experto en finanzas.

Luego de saber cuánto vale su empresa realmente, entonces llegó la hora de colocar todas las cuentas en orden previo al traspaso y evitar enredos entre tus finanzas personales y las de la empresa.

Si quieres aprender cuánto vale tu negocio, te explicamos cómo valorar un negocio y qué detalles o requisitos debes tomar en cuenta para que tenga éxito la valoración.

Plan de sucesión

Otra de las formas de lograr éxito al traspasar una empresa es el plan de sucesión, en el cual se establece lo que ocurrirá al momento de traspasar de la empresa, ahí indicarás quién asumirá tu cargo si vendes el negocio, si se van otros ejecutivos y qué participación dejas al nuevo propietario.

Lo ideal del plan de sucesión es que indiques con detalle cómo continuará la empresa luego de que la abandones, de esta manera queda más clara la estrategia de salida que quieres aplicar.

Forme un equipo con expertos en cada área

Así sea una empresa o emprendimiento grande o pequeño, se necesita cumplir con leyes y requisitos fiscales en cualquier país del mundo, por lo que deberá formar un equipo con un abogado y un contador que lleve adelante esta tarea.

Al principio puede no ser tan necesario si apenas está en el proceso de conseguir un comprador, pero una vez que lo tenga, entonces tendrá que comenzar a armar documentos, carpetas y estados financieros que avalen lo que está entregando a la otra persona.

Toma en cuenta tus finanzas personales al elaborar una estrategia de salida

¿Estás seguro de que quieres vender y salir de tu negocio? Si es así, entonces llegó el momento de pensar en nuestro capital personal y todo lo que ganamos mientras la empresa funcionó bajo su participación.

Asegúrese de que cuenta con el suficiente dinero o ingresos para retirarse del negocio sin mayores problemas. Igual pasará si quiere formar nuevos negocios o emprendimientos, necesitará de capital suficiente para llevar adelante sus nuevas ideas de negocio.

Por eso es conveniente que tenga otras fuentes de ingresos pasivos para llevar adelante su negocio, haga estimaciones de lo que quiere y destine parte de sus ingresos a alguna cuenta bancaria, eso le ayudará en el futuro.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial