fbpx

No importa si eres un empresario exitoso o un emprendedor con mucha o poca experiencia, administrar nuestro tiempo es fundamental si queremos rendir y lograr con éxito nuestros objetivos.

Una forma de lograrlo que tienen muchos emprendedores es a través de la Ley de Pareto 80/20. Si no la has escuchado antes, te recomendamos continuar leyendo porque cambiará la forma en la que administras tu vida como nunca.

¿Qué es la Ley de Pareto 80/20?

La Ley de Pareto tiene su nombre por el economista y filósofo Vilfredo Pareto, quien descubrió en 1895 que 20% de la población del lugar en el que vivía era dueña de 80% de las tierras, por lo que concluyó que estos porcentajes se podía aplicar a ese principio.

Para explicar la Ley de Pareto en cuanto al tiempo es de la siguiente manera: el 20% de las actividades que realices en el día te dará un 80% de tus resultados. Por ejemplo: 20% de tus clientes te dará 80% de las ganancias de tu negocio.

Ahora, si nos vamos al tiempo, entonces 20% de las tareas que hagas serán más importantes porque te darán 80% de tus resultados. Por ejemplo: si tienes que hacer 20 tareas en el día, 4 de esas 20 taras serán más importantes que el resto.

Ahora, los emprendedores tienen el pensamiento de que lo pueden hacer todo solos y sin ayuda, pero eso no es así, todos necesitamos muchas veces de una mano amiga o un equipo de trabajo para llevar adelante un proyecto, por lo que se recomienda delegar tareas que no sean importantes o muy urgentes a otras personas.

¿Cómo aprovechar la Ley de Pareto en mi día a día?

Para aprovechar este principio en nuestra vida diaria, lo principal es conocer cuáles son las tareas que tienen mayor impacto en nuestro día a día y de ellas sacar el 20%.

Un ejemplo sencillo: si en el día haces 15 actividades distintas, coloca todas las tareas en una lista y luego escoges el 20% de las tareas más importantes (reunión de personal, estrategias de marketing, ir al gimnasio) y enfócate con mayor fuerza en esas tareas.

El resto no quiere decir que lo vas a dejar de lado, pero puedes optar por delegarlas a otras personas y así tener más tiempo para lo más importante y mejorar tu rendimiento.

Para lograr saber cuáles son las tareas más importantes que deben ir en ese 20%, hazte estas preguntas previamente.

  • ¿Estas tareas son urgentes?
  • ¿El tiempo que invierto es proporcional al rendimiento que tengo o puedo tener?
  • ¿Soy la persona más calificada para llevar a cabo esta tarea o no?

Luego tienes que revisar si las tareas que haces diariamente se ajustan a tus objetivos y listo, estarás aplicando la Ley de Pareto en tu vida diaria.

También trata de identificar en qué momentos del día eres más productivo y en esos momentos haz las tareas más importantes, así harás tu trabajo con mayor motivación y rendirás el triple que antes.

La Ley de Pareto aplicada a la fiabilidad

Para que algo sea fiable y funcione, tienes que tomarlo muy enserio, por lo que otro aspecto fundamental es eliminar todas las distracciones que tienes en el día y dedicar el tiempo exclusivamente a lograr tus objetivos.

Aunque es inevitable, una opción es elaborar una lista en la que coloques todas las distracciones que tienes en el día y tratar en lo posible de evitarlas: ver el celular, jugar con el teléfono mientras trabajas, escuchar música o simplemente usar algún objeto que te cause distracción.

Para acabar con esas distracciones, toma un momento del día para distraerte, una vez que lo hagas un hábito, pondrás más atención en tus tareas y objetivos diarios.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial