Si buscar generar ingresos y obtener un buen patrimonio, incluso siendo menor de edad, con 100 dólares puedes lograrlo con éxito. Simplemente necesitas saber algunos tips y tener un poco de ingenio.

Con este post te enseñaremos cómo convertir 100 dólares en la mayor cantidad de dinero posible que puedas imaginar, eso sí, de forma responsable y cuidadosa.

Recuerda que el dinero se hizo no solo para gastarlo, también se puede multiplicar si lo inviertes de la manera correcta.

No tengo 100 dólares ¿Cómo puedo hacer?

¿Estás seguro de que no tienes 100 dólares encima? A lo mejor no tengas el maravilloso billete que a todos les gusta, pero en otros productos puedes tener hasta más de 100 dólares sin que te des cuenta.

Un ejemplo claro es en todo lo que compraste alguna vez y nunca usaste: aspiradora, ropa, máquinas de ejercicio, etc. Y que solo ocupa espacio en tu casa.

Si todo eso que dejaste abandonado lo limpias y lo vendes, te aseguramos que incluso más de 100 dólares vas a tener, así que ya tienes el capital para comenzar.

Y una vez que tengo los 100 dólares ¿Cómo los invierto?

Hay muchas formas de invertir esta cantidad de dinero, lo principal es que tengas algunas opciones en lo que deseas invertir y conozcas muy bien el negocio o lugar en el que dejarás tu dinero.

Un manera rápida y segura de invertir 100 dólares siempre serán las acciones. Aunque no lo creas, hay acciones que son muy baratas, pero con el tiempo pueden crecer y revalorizarse mucho, tal como pasó con Facebook o Amazon.

Una vez que tus acciones valgan más que cuando las compraste, entonces puedes optar por vender una parte o la totalidad de las mismas, así te retiras con mucho más de 100 dólares encima e incluso llegar a ser considerado millonario.

Invierte en pequeños negocios que son rentables

Otra manera de invertir 100 dólares es en pequeños negocios con grandes perspectivas de crecimiento y que son rentables, puede ser el negocio de algún amigo o conocido.

Sin embargo, también hay páginas webs en las que puedes invertir esta cantidad y otras más grandes en negocios pequeños, pero rentables. Una de ellas es Funding Circle una web diseñada para ayudarte a realizar inversiones pequeñas en negocios con futuro, pero ahorrando los pasos engorrosos de las inversiones tradicionales.

Esta web trabaja con negocios pequeños que tienen trayectoria y necesitan de financiamiento, una vez crecen, se te conceden los dividendos correspondientes e incluso puedes comenzar a generar ingresos pasivos, un elemento que todo emprendedor y empresario aspira tener.

Presta el dinero y cobra intereses

Para prestar dinero no es necesario un banco, salvo que sean cantidades extremadamente grandes y alguna institución te lo pida. Al final ¿Cuántos de nosotros no hemos prestado dinero alguna vez? Es algo común y corriente.

Pero si quieres evitar perder el dinero o sufrir de una estafa, hay otro sitio web que te encantará para prestar dinero y obtener ganancias. Hablamos de Lending Club, un portal en el que se presta dinero bajo regulaciones y protección al prestamista.

La persona que invierte recibirá aproximadamente 14 o 15 por ciento de lo que prestó. Es decir, por cada 100 dólares, recibirás 14 0 15$ de intereses.

Inicia tu propio negocio

Otra forma de multiplicar 100 dólares es iniciar tu propio negocio, y para esto no es necesario que tengas una idea super innovadora, simplemente con algo de estudio y conocimiento del mercado puedes ganar mucho dinero.

Hay artículos que siempre se demandan como la ropa, el calzado o la comida. Entonces ¿Por qué no iniciar un negocio de alguno de estos tres rubros? Solo tienes que pensar de qué forma te puedes diferencias y ahí tendrás el nicho perfecto.

Por ejemplo: supongamos que vives en un lugar en el que hay varias cadenas de hamburguesas o pizzerías, pero la gente quiere comer comida china y no encuentra cerca un sitio para comer, puedes comprar algunos ingredientes y preparar comida china a domicilio (si no te gusta cocinar, pide ayuda).

Ni siquiera es necesario que tengas espacio físico. Muchos negocios empezaron desde la casa y poco a poco comenzaron a crecer hasta convertirse en grandes corporaciones, puedes ofrecer la comida a domicilio si dispones de un carro o una moto.

Igual puedes hacer con la ropa. Sin un espacio físico, puedes llegar a mucha gente simplemente tejiendo una red de clientes que luego crezca con el tiempo. Así esos 100 dólares pueden convertirse en mucho más.

El éxito o el fracaso de tu inversión dependerá solo de ti, por eso debes conocer abiertamente tu mercado, entender cómo funciona y qué le gusta a la gente o qué necesita, así poco a poco irás creciendo hasta llegar tan lejos como sea posible. Busca tus 100 dólares y escoge en qué los quieres gastar o invertir para el futuro de tu familia o el personal.

Categorías: Emprenous

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial