Desde que nos levantamos hasta que colocamos la cabeza en la almohada por la noche para dormir, son muchas las actividades que realizamos para cumplir con ciertas tareas.

Algunos se levantan para ir a trabajar, otros van a primera hora al gimnasio o, simplemente, realizan algunos quehaceres del hogar, pero ¿No te ha pasado que hay cosas que nunca haces o las dejas para última hora? Es posible que algo no te permita ser más productivo.

La flojera, procrastinación o falta de organización pueden ser algunos de los factores que hagan que tus días sean menos productivos en muchas áreas. Sobre todo si estás emprendiendo una idea y tienes distintas actividades que realizar.

Organiza tus compromisos y actividades

Si quieres que tu día lo más que puedas, entonces necesitas tener una organización de cada actividad o reunión que tengas. Para ello, siempre puedes llevar contigo una agenda, bien sea electrónica o física.

Si sabes qué es lo que debes hacer a primera hora de la mañana y luego a media tarde, te será más sencillo cumplir con todo lo pendiente y evitar que algún horario choque con otro.

No dejes nada pendiente

Las actividades que no realizamos a lo largo del día, solo se acumulan y nos pueden causar conflictos con los horarios y metas por alcanzar.

Si no puedes cumplir con uno de tus asuntos diarios, lo mejor es llamar a tiempo y cancelarlo o no asistir, pero dejar a las personas esperando solo te afectará en cuanto a tu responsabilidad.

Establece prioridades

Quizás la cena con los amigos el jueves por la noche no sea más importante que una reunión de inversionistas que se extiende un tiempo más, pon sobre la balanza tus actividades y ve cuáles pesan más y necesitan una prioridad.

Cuando le das importancia a tus actividades diarias, es más sencillo trabajar cada cosa y mejorar nuestra productividad. Al final del día, tú eres el que decide qué cosa es más importante que otra.

No pierdas tiempo

Quedarse hasta la noche revisando el Facebook o ver videos en YouTube cuando tienes que cumplir con otros compromisos no te va a hacer la persona más productiva del planeta, al contrario, solo vas a retrasar toda tu agenda.

Para todo en la vida tenemos tiempo, incluso para Internet, así que lo más recomendable es que te fijes un tope para navegar en la web y no sobrepasarlo. Por suerte, las redes sociales han entendido este problema y le han encontrado distintas soluciones como controlar el tiempo en el que se puede estar en ellas.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *