Seguro el término economía colaborativa lo has escuchado, pero no tienes ni remota idea de qué trata. Debe memorizarlo porque dará mucho de qué hablar en algunos años.

La economía colaborativa consiste en un modelo de negocio que se basa en el alquiler, compra o venta de productos que tienen necesidades específicas. Sin embargo, estos no necesariamente utilizan el dinero como valor único de transacción.

Para que lo entiendas mejor, es un modelo que consiste en la colaboración entre muchas personas con un fin económico en el que no solo está presente el valor monetario.

Te dejamos un ejemplo: Sabes inglés, tienes mucha experiencia con el idioma, y resulta que necesitas quedarte en un hotel por unos días para un importante negocio, a lo mejor no tienes dinero, pero le ofreces a la persona que te atiende darle clases de inglés a cambio de alquilar una habitación y esta acepta. Aquí se da perfectamente la economía colaborativa.

¿Qué servicios usan la economía colaborativa en la actualidad? 

Son muchas las startups que están aplicando estos servicios, una de ellas es Uber ¿Cómo lo hace? Muy sencillo, si tu por ejemplo compras un taxi, decides ponerlo a trabajar en esta startup y buscas a alguien que lo maneje, estás intercambiando varios servicios al mismo tiempo, tanto con Uber como el chofer que manejará el vehículo ¿Lo mejor? Todos saldrán ganando.

Otro ejemplo es la plataforma de alquiler Airbnb, si una persona decide invertir en alguna habitación que use la plataforma para que alguien se quede, igualmente ganarán todos económicamente hablando. La idea siempre es saber entenderse y dejar las reglas del juego claras.

Ventajas de la economía colaborativa

Trabajar bajo este concepto te permite darle uso a objetos incluso de segunda mano, puedes poner en marcha ese vehículo al que no sabías que uso darle o utilizar algunos objetos para decorar una habitación que alquiles.

Además, incrementarás la oferta de productos en el mercado, al haber mayor número de rubros que satisfagan la demanda. Lo que hará que bajen los precios rápidamente.

El medio ambiente también se ve beneficiado, puesto que el reciclaje de los productos se segunda mano permiten que no haya más desechos o chatarra en el ambiente que provoque contaminación.

La economía colaborativa aún está en crecimiento. Sin embargo, poco a poco este concepto se impone en miles de startups. Además, es una manera de motivar a nuevas personas a emprender y desarrollar nuevas ideas que cambien el mundo.

 

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *