Procrastinar es un problema que enfrentar cientos de personas a lo largo del día, básicamente por exceso de actividades o poca disposición para lograr un objetivo.

Si tu como emprendedor o startup tienes problemas para cumplir con distintas tareas o las dejas para más tarde, lamentablemente tu rendimiento se estancará y probablemente no alcanzas las metas planteadas.

Ahora, hay personas que no saben qué tanto puede afectarles la procrastinación, bien sea porque no conocen la palabra o porque no le han dado mucha importancia. Te explicaremos algunas maneras de descubrir el nivel de influencia que tiene esta actitud a lo largo del día.

Tareas incompletas o no iniciadas

Una manera clara de descubrir qué tanto puede afectarte la procrastinación es porque lo que empiezas no lo terminas o, en muchos casos, nunca lo empiezas.

Un emprendedor que se propone objetivos claros con su emprendimiento o startup no puede dejar todo para luego o desorganizarse porque esta actividad solo genera desconfianza en el equipo.

¿Te imaginas que un inversor interesado en tu idea note que todo se queda por la mitad y no avanzas? Lo más probable es que desconfíe rápido.

Tardar horas para hacer algo que lleva minutos

Responder algunos correos o enviar información a una institución o clientes interesados en tu proyecto siempre son tareas que puede llevarse algunos minutos e incluso segundos.

Si para responder un solo correo tardas hasta 1 hora, entonces hay algo que estás haciendo mal y perjudica tu ritmo de trabajo. Lo conveniente para estas actividades cortas es aplicar la regla de los dos minutos (si la acción se realiza en este tiempo, no dejarla para después sino hacerla de una vez sin pensarlo mucho).

Hay otros métodos que puedes aplicar como el uso de alarmas o recordatorios. Sin embargo, cada uno de estos dependerá del ritmo diario que tengas y las actividades que estés dispuesto a hacer.

 ¿Cómo resuelvo el problema de procrastinar?

Solucionar la procrastinación es una decisión personal, debes sentar cabeza y darte cuenta de que no estás llegando a ningún objetivo dejando todas las actividades para última hora o incompletas.

Lo más recomendable es que busques calendarios, ayuda en amigos e incluso en el equipo de trabajo para que no olvides realizar ninguna actividad y termines perjudicado.

Un emprendedor siempre debe estar organizado y dispuesto a cumplir día a día con sus metas cueste lo que cueste ¿Estás dispuesto a asumir retos? Empieza desde hoy mismo.

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *