A menudo tanto emprendedores como personas comunes y corrientes tienen una queja bastante recurrente, y es su constante queja por la “pérdida de tiempo” que tienen en sus vidas, algo que pareciera nunca terminar.

También escucho gente quejarse de que “no tiene tiempo para nada” o que cómo se les ocurriría iniciar un proyecto nuevo si no podrían dedicarle ni un solo segundo de sus vidas, excusas…

Y te digo que son excusas porque simplemente la gente pierde el tiempo muchas veces en cosas que ni se imagina, y lo mismo pasa con el dinero.

Para nadie es sencillo comenzar desde cero o iniciarse en un emprendimiento o negocio, en eso estamos claros, pero perder tanto el tiempo puede ser una de las razones que no te deje avanzar sin que te des cuenta.

Hay muchas formas de perder el tiempo, algunos solo se quedan viendo videos en YouTube, otros malgastan parte del día metidos en las redes sociales y otros, simplemente, no hacen nada y viven quejándose.

Y no digo que la gente no revise sus redes sociales o vea videos en YouTube, yo también lo hago, pero también hay que saber cuándo parar y decir “basta, hasta aquí llego, no puedo seguir así”.

Cabría incluso preguntarse ¿Dejamos perder el tiempo o estamos perdiendo el tiempo nosotros? Porque son dos cosas totalmente distintas, pero te explicaré como hice yo, en mi caso, para acabar con este problema de malgastar tiempo.

Lo primero es que para que un problema exista, se debe reconocer. Asume que pierdes el tiempo y que este no te deja hacer otras cosas, solo así podrás crecer de verdad y llevar tus ideas al infinito y más allá.

Planifica el día

Planificar el día es super importante, y esto no quiere decir que seas un robot que hace cosas de una hora a otra y luego salta a otra actividad porque se vería incluso chistoso.

Pero sí, es necesario que tengas claro los momentos del día en los que puedes hacer ciertas cosas y cuáles son los otros momentos que deben apartar, y muy poca gente lo entiende.

Por ejemplo: si tienes una reunión a las 12:00 del mediodía ya sabes que a esa hora no puedes ir a almozar con nadie (a menos que esta se cancele), pero tampoco puedes cuadrar dos actividades al mismo tiempo y ni siquiera recordar porque primero se ve muy mal y segundo no te permitirá avanzar a ninguna parte.

Esto no es tan difícil, solo necesitas buscar una libreta, anotar lo que debes hacer y tener claro las horas con mayores ocupaciones o eventos importantes, así podrás disfrutar del resto del día para tus actividades o eventos personales.

Mantén el foco en lo que tienes que hacer

Otro aspecto importante en planificar el día consiste en mantener el foco, es decir, en estar concentrado en lo que está por hacer y evitar la llamada “procrastinación” que no es más que una excusa para no hacer las cosas.

Y mira que a mí también me pasa, porque la procrastinación nos llega a todo en cualquier momento y es como si nos abrazara, pero lo importante es mantenerse con seriedad ante lo que hay que hacer y evitar los vacíos o caminos alternos.

Si eres emprendedor, empresario o incluso tienes un buen cargo en tu trabajo ¿Piensas que vas a mejorar si no te enfocas en lo que quieres? La verdad es que no, simplemente terminarás hundiéndote en un montón de excusas y perderás un día que nunca vas a recuperar.

Si te dan muchas ganas de revisar el teléfono, hay aplicaciones que te permiten moderar el tiempo de uso y así recordar que el celular es una herramienta y no tu hígado o apéndice que si no lo tienes encima 10 minutos, mueres.

Lo que se va no regresa

Tóma esto muy en serio. El tiempo que pasó, pasó, no se puede recuperar ni se puede hacer una parada ni nada, simplemente los minutos siguen pasando y ya.

Si perdiste todo un día viendo videos en vez de planificar tu plan de negocios que tiene mayor importancia si estás en un negocio o emprendimiento importante ¿Crees que vas a salir adelante? ¿Vas a crecer? ¿O le vas a pedir a Dios que retroceda el tiempo para que tú lo aproveches de nuevo?

Lamento decirte que ninguna de estas respuestas es positiva, solo entendiendo que el tiempo que se va no regresa es que podremos salir adelante.

Yo por ejemplo tengo mi empresa y algunos negocios, y sí, a mí también me encanta revisar las redes, fotos y dar likes, pero tengo claro que a partir de cierto momento ya estoy perdiendo el tiempo y debo parar.

Si sigo en lo mismo, simplemente voy a retrasarme en todo y no avanzaré a ninguna parte, y eso no es lo que quiero, así que deja de perder el tiempo en tonterías y preocúpate más por ti y por lo que haces.

No es sencillo eso de dejar de perder el tiempo, ojo, siempre estará ahí la tentación, pero tú con tu fuerza de voluntad, garra y endereza debes preguntarte siempre si lo que haces te está llevando al siguiente nivel o te está estancando, si tu respuesta corresponde a lo segundo, pues no vas por el camino correcto.

Mi consejo siempre será que planifiques tu día, dejes la procrastinación de lado y recuerdes que todo lo que queremos lograr está en nosotros y en nuestro entorno.

 

Categorías: Emprenous

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial