Si sientes que tu pequeño negocio, emprendimiento o startup se están quedando estancados, viene siendo la hora de hacer ciertas revisiones para determinar qué está fallando y cómo se puede mejorar.

Por más buena energíá que le pongamos a nuestro emprendimiento y los sueños que se tengan en torno a nuestra idea, puede que haya llegado el momento de revisar y caer en la realidad, por más dura que sea.

Algunos de los aspectos que debes considerar para acelerar tu negocio son:

Cuestiona tu negocio

Resultado de imagen para interrogante

Sí, aunque suene difícil, muchas veces es necesario cuestionar nuestro negocio y preguntarnos si de verdad la gente lo quiere o lo pide. Respondiendo a esta pregunta podrías aclarar muchas de tus dudas y ver cómo encontrar una solución.

Es recomendable que revises tu propuesta de valor y el modelo de negocio que la sustenta, porque puede que aún no tengas clara ninguna de las dos cosas y tu proyecto no tenga un norte fijo. Recuerda que en la propuesta de valor se sustenta tu emprendimiento y su función.

Dale la vuelta a tu propuesta de valor

Resultado de imagen para propuesta de valor

Foto: Advenio.es

Como mencionamos más arriba, trata de ver si tu propuesta de valor no es la correcta y busca de darle la vuelta para continuar con el crecimiento de tu negocio.

Sal a la calle, habla con tus clientes y pregúntales qué opinan de tu producto, qué sienten al probarlo y, sobre todo, si se sienten satisfechos con él. Anota todo lo que recibas de feedback y luego analízalo con tu equipo de trabajo.

Un emprendimiento no hace solo ni con sesgos, tienes que asumir cualquier riesgo y entender que hoy tu público puede estar contento, pero mañana no y debes dar una respuesta a esos cambios repentinos para incrementar las ventas.

Evalúa a corto plazo (sigue probando)

Plantéate objetivos que puedas lograr en corto plazo, sobre todo en la etapa de inicio que es en donde más expectativas hay con respecto a los clientes y la demanda del producto.

A medidas que vayas creciendo, entonces ve estableciendo objetivos de mediano y largo plazo para que tu idea se convierta en lo que tanto quisiste ¡Sigue adelante, sí se puede!

Define tu estrategia de financiamiento

Resultado de imagen para DInero

Un emprendimiento requiere de recursos para crecer y mejorar. Para que eso ocurra, tiene que tener distintas fuentes de financiamiento como pueden ser los business angel, bancos, familiares, etc.

Toma un lápiz y un papel, siéntate con calma y trata de définir una estrategia de financiamiento, los gastos que conlleva tu producto o servicio y las personas que pueden financiar tu proyecto, háblales de tu idea, coméntales los riesgos y deja en claro tu propuesta de valor. No sabes si a la vuelta de la esquina consigues el inversor que tanto buscabas.

Ser emprendedor es vivir con retos diarios que siempre se deben superar. Nadie dijo que sería fácil llegar a tener un emprendimiento, pero la satisfacción de haberlo logrado no te la quitará nadie jamás. Rodéate de personas que apoyen tu iniciativa, consigue socios más motivados que tú y enamórate de tus ideas. Si lo sueñas, haz que pase.

 

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *