A diario me encuentro con cientos de personas que me dicen que quieren emprender un negocio y así dejar su dependencia laboral o cumplir un sueño que tienen durante años en la mente.

Sin embargo, también escucho a esas mismas personas ponerse 20.000 peros en la cabeza y esto nunca les permite avanzar, es como una especie de actitud de querer comenzar, pero a la vez excusas para no hacerlo.

Desde mi experiencia te digo algo claramente, si no avanzas como emprendedor o no crece es simplemente por las cosas que estás haciendo, antes de culpar a los demás, tienes que preguntarte ¿Qué hice yo mal para que mi negocio no avance?

Mi experiencia como emprendedor y en el mundo de los negocios me enseño 3 puntos clave que no le permite a un emprendedor avanzar, y te los explico claramente.

Negación

El negarse a creer en el éxito o a arriesgarse es una falla grave para cualquier emprendedor, con esa actitud lo único que haces es demotivar a tu equipo de trabajo, estancarte y no lograr nada importante.

Un emprendedor no puede negarse a recibir ayuda o a asumir un riesgo, tienes que entender que tu idea o marca deben crecer, y ello no es sencillo porque amerita mucho de tu esfuerzo.

Muchos de mis clientes y conocidos en el mundo del marketing me dicen lo mismo siempre ¿Y si me va mal? ¿Y si nadie me sigue? A lo que yo les respondo ¿Cómo vas a saber si es bueno o malo si no lo intentas?

Egocentrismo

No, un emprendedor no se las sabe todas, este problema también lo tengo con muchos clientes quienes creen que saben todo de todo y nunca aceptan una crítica (constructiva) o una sugerencia.

La soberbia y el egocentrismo no deben existir en este mundo, una persona que emprende tiene que escuchar los consejos de alguien que quiera ayudarla o tenga más conocimiento.

¿Qué ganas con hacerte la persona sabelotodo si no avanzas? Es mejor escuchar, poner en práctica o reflexionar y luego ver los resultados.

Objetivos poco claros

Un emprendedor debe tener claro qué es lo que quiere, cómo lo quiere y hacia dónde quiere llegar, es imposible avanzar si no tienes un norte fijo.

He conocido de casos en los que la idea funciona, tiene adeptos, pero por fallas del emprendedor al momento de demostrar lo que quiere, se caen los proyectos.

Mantén la seguridad en lo que haces, recuerda que tu idea es importante y el éxito que tenga depende de ti, de nadie más.

 

Categorías: Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial